info@hrtools.cl
+56 2 3203 9107

Blog

Conoce nuestras publicaciones

Participación de las mujeres en el mundo del trabajo

//
Posted By
/
Comment0
/
Categories

Ser joven y mujer es una doble dificultad para entrar y permanecer en el mercado laboral según el último reporte de la Organización Internacional del Trabajo.

El estudio, realizado en 32 países en desarrollo y que considera a la población entre 15 y 29 años, muestra que del total de jóvenes inactivos (que no están trabajando, buscando empleo o estudiando), el 76% corresponde a mujeres.

Una de las principales causas para explicar esta cifra, dice relación con las responsabilidades familiares y el trabajo doméstico, también conocido como trabajo reproductivo, que no es remunerado ni reconocido. Cerca del 20,8% de las mujeres responde que el motivo para no buscar empleo se relaciona con el tener que desempeñar labores asociadas a la crianza de los hijos/as y cuidado del hogar o de algún tercero. El embarazo juvenil, el nivel de preparación y la migración son otras barreras para mejorar estos indicadores.

La desigualdad en las remuneraciones es quizás uno de los elementos más claros de violencia económica en contra de las mujeres en la actualidad. Los hombres ganan en promedio entre un 1% y un 36% más en todos los sectores y profesiones. Este factor sumado a las deficiencias en la calidad del empleo para las mujeres, quienes se desempeñan mayoritariamente en trabajos informales, no remunerados o apoyando a negocios familiares, dificultan el desarrollo de oportunidades igualitarias para el trabajo de las mujeres en los países estudiados.

Que se sigan perpetuando prácticas de discriminación vertical en el mundo del trabajo, esto es, que las mujeres sigan ocupando en proporción menos puestos de poder que los hombres, resulta intolerable para una sociedad que aspire a la igualdad como uno de sus valores principales.

La participación femenina en el mercado laboral ha sido creciente desde el siglo pasado. Sin embargo las diferencias en el acceso a oportunidades sigue siendo un desafío pendiente de todos los sectores de la sociedad. Aumentar, diversificar y mejorar las acciones de formación es un paso importante pero insuficiente si no existen las oportunidades de empleo justo que permitan satisfacer la demanda creciente. Facilitar la transición desde el mundo formativo al del trabajo es también otra acción crucial para revertir esta situación que dificulta el desarrollo armónico e igualitario de los países.

REVISA LA PUBLICACIÓN EN: LA NUEVA RUTA DEL EMPLEO

Leave a Reply