info@hrtools.cl
+56 2 3203 9107

Blog

Conoce nuestras publicaciones

Gobiernos corporativos: Claves para no caer en la tentación

//
Posted By
/
Comment0
/
Categories

Los recientes casos de colusión que han afectado al mercado, el fraude fiscal y las malas prácticas en el financiamiento de la política han provocado una verdadera crisis de credibilidad en las instituciones, la que no está siendo fácil de superar como algunos creían. Cada día la sociedad está más alerta, no admite que le vulneren sus derechos y menos que la pasen a llevar. Por estos días el adjetivo que más se le atribuye a la sociedad es que está “empoderada”. No se queda mirando cómo “los más grandes” se enriquecen en desmedro del ciudadano común.

Según las encuestas, los empresarios generan cada día más rechazo y con el reciente caso de colusión del papel confort, las personas comenzaron a castigar estas prácticas. La desconfianza día a día se incrementa, pues el modelo no está operando como debiera y eso la gente lo siente.

salas 5

Alberto Salas, Presidente CPC

“El actual contexto nos tiene como protagonistas de una forma que no queremos y que no nos gusta”, dijo en Enade 2015 Alberto Salas, presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).

“Algo estamos haciendo mal. Quiero decirlo sin titubeos: no debemos tolerar ninguna ventaja que se riña con la libre competencia. Ningún atajo para ganar mercado, ninguna pillería para evadir nuestras obligaciones. Repito, ningún atajo, ninguna pillería, ningún abuso ni mucho menos colusión. Les pido a los empresarios presentes que revisemos nuestros gobiernos corporativos”, agregó.

Pese a que las malas prácticas no están en todos los sectores empresariales, existe una tendencia natural a efectuar generalizaciones a partir de hechos que -si bien pueden ser aislados- generan un impacto en la opinión pública.

2

Abogado Esteban García

El abogado experto en derecho económico, Esteban García Nadal, comentó a Chile Bque “casos como el de la colusión del papel tissue o, anteriormente, la colusión de las farmacias, no sólo minan la imagen pública de las empresas o empresarios involucrados en dichos actos, sino que contribuyen a crear un ambiente de desconfianza generalizada que, en definitiva, perjudica a todos los actores del mercado, incluyendo a los consumidores finales. En suma, las empresas se ven dañadas por la falta de escrúpulos de unos pocos”.

Si es necesario, los directivos son los que tienen que tomar cartas en el asunto y cambiar el rumbo  de la compañía que dirigen, ya que  según  el jurista, “existe una responsabilidad directa de ellos. Se trata, después de todo, de decisiones que fueron adoptadas en forma reflexiva y coordinada, con objetivos precisos, y que fueron observadas a lo largo del tiempo, y no de consecuencias imprevistas, fruto del azar o la negligencia”.

García agrega que, “los más afectados por estas malas prácticas  son las personas naturales, pero también dañan a las empresas que trabajan responsablemente. Estas últimas, dijo el profesional,  en primer lugar, se ven perjudicadas  por el hecho de haber tenido que competir con actores desleales que obtuvieron o aseguraron una posición ventajosa, vulnerando la libre competencia”.

“En segundo lugar, se ven afectadas por la idea generalizada que las empresas -y sobre todo las grandes  compañías- obedecen a sus propios y egoístas intereses, dispuestas a pasar por sobre las normas que regulan el mercado con tal de asegurar una posición dominante, en perjuicio de su competencia y los consumidores, lo que obliga a tomar medidas para proteger a las personas”, detalla el abogado.

¿Cómo poder revertir este escenario y restaurar la confianza perdida?

“Se debe sancionar rigurosamente a quienes vulneren las normas que rigen al mercado, ya sea civil o penalmente, según corresponda. El costo de infringir la regulación aplicable debe ser mayor a los eventuales beneficios que se pudieran obtener de ello. De tal modo, no sólo se restauraría la confianza por parte de la opinión pública, sino que se sentaría un importante precedente disuasivo”, sostiene García.

Fortalecer los gobiernos corporativos, aumentando la responsabilidad de los directivos, reforzando el control ético de la administración, y modificando los modelos de incentivos perversos a ejecutivos, entre otras acciones, serán importantes para no caer en situaciones que deterioren la libre competencia.

“Velar por el interés societario, persiguiendo la efectiva consecución de sus fines, en constante observancia de la buena fe y la legislación vigente”, son las condiciones que debería cumplir aquel gobierno corporativo, según el experto en derecho económico.

¿Cómo fortalecer los Gobiernos Corporativos y qué deben hacer las compañías para cumplir con sus normas?

El director ejecutivo de la compañía internacional de recursos humanos HRTools Chile, Diego Méndez, exhibió  a Chile B un listado de requisitos mínimos que deberían cumplir las empresas para contar con un gobierno corporativo eficaz, que garanticen las buenas gestiones en sus negocios, creando un marco regulatorio.

  1. Homologar estándares

La internacionalización de los negocios y los avances en la globalización de los mercados impulsada por el desarrollo de las tecnologías de la información, nos conduce a pensar en la adopción de estándares comunes y en la homologación de reglas como una estrategia adecuada para asegurar los niveles de competencia de nuestro mercado. Esto facilita la integración de las empresas locales en el ámbito internacional y contribuye a trasformar el mercado local, volviéndolo más atractivo para potenciales accionistas.

2. Formación ética

Existe una brecha importante en relación a la formación ética de los profesionales del área de negocios. En general estos contenidos no superan el 4% del currículum de carreras como Ingeniería Comercial o Economía. Se requiere de una mayor inclusión de estos temas en la formación de pre y posgrado, así como en las políticas de capacitación de las empresas. Es preciso definir estándares de conducta y códigos de ética que actúen como guías del comportamiento organizacional e individual.

Por ejemplo: Volkswagen ha perdido recientemente más del 25% del valor de sus acciones luego de que se conocieran nuevos escándalos que pusieron en manifiesto la debilidad de su gobierno corporativo en estas materias.

  1. Sistemas de control de flujo de la información

El desarrollo de las tecnologías de la información permite que hoy podamos conocer en detalle lo que sucede en los directorios. Contar con sistemas de control del flujo de la información que permitan a los accionistas minoritarios e inversionistas estar al tanto del estado y la evolución de la toma de decisiones, pues esto resulta necesario en un país que se caracteriza por contar con compañías de propiedad concentrada. Esto contribuye a aumentar la confianza, permite la comparación entre empresas competidoras y contribuye a la difusión de buenas prácticas lo que fortalece el comportamiento de las empresas.

  1. Distribución del control corporativo de la economía

El crecimiento económico de los países se relaciona, entre otros factores, con la distribución en la toma de decisiones de inversión del capital de la economía. En naciones en los que esta responsabilidad se concentra en algunas elites, es fácil observar problemas de agencia y sesgos en la asignación de capital que repercuten en el desarrollo económico de la sociedad.

5. Marco regulatorio consensuado

La desconexión y desinformación que se observó entre las decisiones que tomaron algunos ejecutivos y los presidentes de los directorios de las empresas resulta poco creíble. Ante los recientes escándalos de colusión, financiamiento ilegal de la política y fraude fiscal, se requiere contar con un marco regulatorio que permita desarrollar una cultura de la responsabilidad empresarial y devolver la confianza a este sector.

6. Mejores prácticas de selección y reclutamiento

Chile se caracteriza por contar con sistemas de selección de personas basadas en el “amiguismo”, la proliferación de instituciones de redes sociales diversas y otros vicios que se alejan del carácter técnico-estratégico de estos procesos. Una buena estructura de gobierno corporativo cuenta con mecanismos que permiten seleccionar a los administradores basándose, principalmente, en sus competencias para el cargo y en la capacidad que tengan para asegurar el retorno de la inversión.

Como otra seña de alerta, Chile B  hace presente  que la crisis de credibilidad en las instituciones ha llegado a salpicar incluso a la Teletón, a tal extremo que su impulsor  ocupó sus cinco o más  minutos del discurso de apertura, de la que fue este año la versión 27 de la transmisión televisiva, en hablar de la desconfianza que ha brotado en la gente hacia esta noble causa.

REVISA LA PUBLICACIÓN EN: CHILE B

Leave a Reply